Vamos a hacer un repaso por todas las tendencias de ramos de novia en Madrid que se se están avistando en lo que llevamos de 2017, ¿nos acompañas?

Mientras que los floricultores hacen planes para cuatro estaciones distintas pero para la mayoría de diseñadores florales sólo existen dos: la estación de la planificación de la boda y estación de la boda. Esta es la época del año cuando Instagram y Pinterest se inundan con ideas e inspiración para incorporar flores en una de las celebraciones más grandes de la vida.

¿Seguirán dominando los tonos rosados? ¿Qué nuevos matices serán los predominantes en los ramos de flores? ¿Los ramos serán grandes y ostentosos, o simples y elegantes? ¿Veremos alguna nueva adorno floral que decore los pasillos de esta nueva temporada de bodas? Aunque las tendencias varían ligeramente de región a región, aquí están algunos de las más en moda:

FLORES

Flores frescas del jardín, flores de temporada. Para las novias, no hay nada como agarrar un ramo lleno de flores frescas y fragantes cultivadas con amor y cosechadas a mano por un agricultor local o diseñador con quien tienen una conexión personal. Afortunadamente, esta tendencia es cada vez más común, como la conciencia y el interés en las flores locales de temporada, sigue creciendo, especialmente entre los floristas de estudio y el estilo y las parejas eco-consciente. Una encuesta reciente y un informe de la industria también confirmaron el aumento en el uso de flores y flores cultivadas en España por los consumidores y diseñadores.

Dalias, dalias y más dalias. Hay una demanda extremadamente alta de dalias que veremos como dominan a finales del verano y los diseños de boda de otoño. La color “café con leche” es la reina, pero otras grandes bellezas como la color “laberinto” y la de “crema de melocotones” son cada vez más buscadas por los diseñadores más exigentes.

Flores pasadas de moda como “nuevos” favoritos. La idea de usar zinnias comunes, claveles o crisantemos como flores de boda solía hacer furor en algunos diseñadores florales y las novias. Pero las variedades de la herencia y los nuevos cultivares de la flor con formas y colores infrecuentes han dado vuelta a las cabezas y ayudado a cambiar mentes y actitudes. Variedades menos comunes de crisantemos, claveles  y zinnias has traido a estás flores de nuevo a ser moda. Las cultivadores de flores están luchando para tener en sus manos estas semillas que en la actualidad constan de un stock limitado, con las cuales poder satisfacer el creciente interés y la demanda suscitada por estas especies.

Flores por pedido especial. Armadas con hermosas imágenes sacadas de Pinterest e Instagram, las novias cada vez más aparecen por las floristerías pidiendo flores específicas y a veces más complicadas de conseguir para usar en sus ramos. Entre las opciones más típicas se incluyen: rosas de jardín y peonías, pero las solicitudes más recientes incluyen ranúnculos, lisianthus, flores de zanahoria, semillas de eucalipto y senecio sineraria. Estas peticiones específicas pueden ser un desafío (y una oportunidad) por el carácter estacional y la disponibilidad de ciertas flores.

COLORES

Tonos sucios, fangosos y cambiantes. Este año, veremos ramos monocromáticos más suaves y discretos y mucho menos ramos multicolores con colores brillantes o chillones. Las colores tales como la rosa polvorienta, el café con leche, el champán, el crema, el albaricoque y la piedra de luna desafiarán a diseñadores florales y a los floricultores para conseguir flores con estos colores complejos.

Gris sobre gris. Considerado el “nuevo neutral” dentro del mundo de la decoración casera en los últimos años, el gris se ha convertido en un básico del diseño floral también. El gris se acopla bien con la mayoría de los colores y se combina a menudo con el color rosa. El gris seguirá siendo popular, pero podría entrar a escena el blanco crujiente. Este año se están llenando los Instagram con ramos con semillas de eucalipto, ramas de olivo y follaje gris.

El verdor como tema. El verde será otros de los colores predominantes en 2017 pero en formas sutiles. Veremos verde en forma de follaje no tradicionales como centro en la decoración de la boda. El verde se puede incorporar en formas creativas, tales como guirnaldas hechas de follaje, ramitas verdes para adorna el lugar, guirnaldas para decorar las sillas y follaje para los lugares en los que se celebra la ceremonia o las cabinas en las que se hacen las fotos.

ESTILO

Flores silvestres, “recogidas del jardín”. Los ramos prietos con forma de bolas redondas hechas de flores es una tendencia pasada moda. El estilo adoptado por las novias es el de grandes y exuberantes  ramos sueltos con forma más orgánica que tienden a ser más extensos y más anchos que años atrás. La popularidad del estilo bohemio, ecléctico y desenfadado influye también en la decoración de las bodas plasmándose en ese estilo estético y diseño orgánico del que hemos hablado.

Cintas de lujo y toques finales únicos. Un ramo ya no es un ramo sin un acabado con cintas. Las novias están buscando maneras de hacer su ramo más expresivo decantándose de una manera especial por la solicitud de elementos únicos, tales como encajes antiguos, un encanto o un recuerdo de un ser querido, pañuelos vintage y múltiples capas de largo, serpentinas de cinta de seda teñidas a mano.

Elegantes vestidos florales. Los sutiles y delicados accesorios de cabello floral, prácticamente han reemplazado a las coronas florales grandes y mayúsculas de años pasados. Vemos en los peinados de este año más peinetas florales y simples ramas de follaje tejidas artísticamente. Otra tendencia importante son los elegante ramilletes que pasan a ser percibidos como joyas. Estas pulseras tipo brazalete con suerte reemplazarán permanentemente las pulseras elásticas. También hay que estar atento a las interpretaciones creativas de los vestidos florales tradicionales de las madres, las abuelas y otros asistentes del banquete de boda. Para los chicos, esto significará mezclar más elementos interesantes, incluyendo vainas, bayas y hierbas junto con flores tradicionales.

Hermosos arcos e instalaciones colgantes. Más parejas están eligiendo decir “sí quiero” rodeado por follaje y flores. Ya se vió el año pasado como las ambientaciones hechas de follaje tomarían el centro del escenario. Lo hicieron. Pero también lo hicieron los arcos. Este año va a continuar siendo esta la tendencia para la decoración del lugar de la ceremonia. Para la decoración del sitio donde tiene lugar el banquete, estamos viendo muchas coronas de follaje delicadas, candelabros florales y otras instalaciones creativas florales colgadas encima de las mesas principales.

Menos rústico y más moderno. Estamos asistiendo a una evolución en la decoración de la boda que se simplifica en gran medida, con líneas limpias y una sensación más contemporánea. Esto es parte de un movimiento general que se aleja del estilo campestre (menos madera y telaarpillera) y se acerca más a una mirada urbana, industrial (más metal, vidrio y acero galvanizado).

Una mezcla de alto y bajo. Más parejas optan por mezclar y combinar su decoración de mesa. Esto implica la alternancia de ramos elevados, con piezas centrales largas y bajas, compota de bajo perfil, o racimos de pequeñas botellas de flores simples. Al elegir sólo unas pocas piezas grandes, la mezcla de diseños elevados y bajos mantienen una línea vertical sin resultar caro.

Dulces: flores de pastel. La tendencia de alejarse de los pasteles de boda de gran tamaño y decantarse más por las bandejas de dulces ha permitido más oportunidades para incorporar creativamente las flores en los diseños de pastel y decoración de las mesas. Flores presidiendo la tarta o en las bandejas a modo de adorno se llevan y mucho.

¿Conoces tendencias que no hayamos reflejado en este artículo? ¡Escribe un comentario y compártelo con tod@s!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies