Todo el mundo parece estar reformando o remodelando estos días, pero ¿debería reformar o remodelar antes de vender?

La gente ha estado mejorando sus casas durante años. El movimiento realmente explotó después de que el mercado se estrellara. De repente, las personas no podían comprar casas con sus encimeras de granito y bañeras de hidromasaje, pero podían realizar obras y reformas en sus casas actuales.

Y nació el movimiento de las reformas.

¿Debe reformar o remodelar antes de vender?

Parece que hay un estigma que dice que reformar o remodelar antes de vender le dará más dinero. El estigma es cierto en algunos casos, pero no en otros. Aquí le indicamos cómo saber si debe reformar o remodelar antes de vender.

Características originales

Si la cocina de su década de 1980 todavía tiene las encimeras y el suelo laminados originales, con el papel tapiz que hace juego, es una buena idea realizar una reforma.

Si las características de su casa han superado claramente su vida útil prevista y ahora necesitan parches, toques, limpieza o algo de limpieza profunda, probablemente sea una buena idea reformar. A los compradores no les gusta que les recuerden que no son los primeros en vivir en la casa, y una quemadura en la alfombra o manchas en el papel tapiz, es un recordatorio constante de que alguien ha estado allí antes.

Las características estéticas decorativas, como por ejemplo, mostradores obsoletos, alfombras, ventanas, y papel tapiz o pintura, son todas las cosas que deben renovarse cada pocos años. Sin embargo, los aspectos estructurales como la madera y las puertas arqueadas no suelen requerir mucha remodelación.

El hecho de que su casa tenga más de 20 años no significa que tenga que derribar paredes y reformar los pasillos para que resulte atractivo para los compradores.

Si todas las casas de su área reciben un lavado de cara y usted quiere postularse también como vendedor, puede considerar hacer algunas reformas en su casa, si es que aún no lo ha hecho.

Una buena manera de comprender la competencia es observar algunas casas abiertas en su vecindario. Tome nota de la cocina y los baños, así como el tipo de alfombra y el color de la pintura. Preste atención a cuál es su precio de venta y a quién se venden, así como a qué velocidad se venden.

Use esa información para determinar si debe reformar o remodelar antes de vender. Si venden sus casas por el precio solicitado o superior y en menos de 6 meses, es posible que desee considerar realizar reformas y cambios similares.

Razón para la reforma

Asegúrese de que está considerando una remodelación o una reforma por la razón correcta.

¿Lo que está considerando es algo que la mayoría de los futuros compradores querrían ver en una casa, o es una preferencia personal? Las características como, un compactador de basura, la obra de una barra americana o la reforma de baños pequeños, por lo general, se reducen a preferencia personal en lugar de valor para la vivienda.

Trate de recordar que no será usted quien disfrute de estas reformas. Recordar eso puede ayudarte a decidir si realmente lo necesitas o si es simplemente un deseo tuyo.

Reglas para la reforma o remodelación

Una vez que haya determinado si se necesita una reforma o remodelación, es hora de establecer algunas reglas básicas.

  1. No gastes dinero que no puedes recuperar.

Es tentador hacer una reforma y creer que verás todo ese dinero de vuelta cuando se realice la venta. Presta atención a los productos de moda con un excesivo precio, no por eso son los mejores.

  1. Se estratégico.

No todas las reformas son iguales, y no todas te ofrecerán el mismo retorno. Planifica las actualizaciones que va a hacer y valóralas. Comprenda que es probable que no recupere el 100% de su dinero en la reforma. Vea lo que puede hacer para que sea más atractivo sin realizar un desembolso a lo loco.

  1. Hazlo tú mismo – Cuenta con empresa de reformas profesionales.

Completar las remodelaciones usted mismo puede ser muy gratificante: ver un trabajo bien hecho y saber que usted lo hizo.

Pero también puede ser desastroso.

Cuando se trata de reformar su casa para venderla, debe realizar un proyecto seguro y estable. Es posible que usted tenga conocimientos básicos de reformas, o tenga algún amigo que se lo puede hacer más barato, pero cuando se trata de una reforma que se quiere realizar para aumentar el valor de la propiedad, sería aconsejable que una empresa de reformas Madrid se hicieran cargo de la reforma.

Sería horrible empezar un proyecto y descubrir que tiene que abandonarlo y comenzar de nuevo, lo que le costará más tiempo y dinero.

Haga los proyectos que son bastante fáciles de hacer, como pintar e instalar pisos de madera laminados. Pero si no tiene experiencia, guarde los proyectos más grandes que implican arrancar paredes y conectar tuberías y electricidad a los profesionales.

  1. Un punto a favor.

Si bien un calentador de agua eficiente es bueno, los compradores prefieren y pagan más por las reformas que se ven bien.

Si tu hogar tiene un baño pequeño, o mal aprovechado, también puedes considerar una reforma de baños pequeños.

No todas las casas se beneficiarán de una remodelación o reforma. Antes de realizar cambios costosos importantes, investigue y vea si existe una demanda para esas reformas en su área. Si es así, aborde lo básico y deje que los profesionales hagan el trabajo pesado.

 

Si no está seguro de si su casa está lista para vender ahora, consulte con un experto local en bienes e inmuebles, o con una empresa de reformas Madrid. Podrán ayudarlo a obtener la mayor cantidad de dinero de la venta de su casa.

¿Y vosotros estáis pensando en hacer una reforma? ¡Esperamos vuestros comentarios!

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies